bureau veritas

Expertos internacionales dialogan en Medellín sobre cuidado del agua

 

Expertos de toda América, reunidos en la primera Feria Internacional del Agua, discuten en Medellín sobre amenazas y estrategias para la conservación del recurso.

"Para poder abordar exitosamente los asuntos del agua y el medio ambiente, necesitamos unir las voluntades políticas, pero también el conocimiento", advirtió el director del Centro de Ciencia y Tecnología de Antioquia —CTA—, Santiago Echavarría Escobar, que fue anfitrión ayer en la apertura del congreso académico programado en el certamen. Un total de 17 expositores internacionales y 15 nacionales participan de las actividades que irán hasta mañana en el centro de eventos El Tesoro.

"El agua es una de las grandes fortalezas que tiene Antioquia. Es vital en la generación de energía, en la agricultura, de la industria, y es el eje de todo el tema del medio ambiente. A pesar de tener estas riquezas, esto no quiere decir que no la debamos cuidar", señaló.

Un asunto de buen gobierno

Para cuidar del agua se necesita de la articulación de los esfuerzos, destacó Marcela Salguero Cruz, de la dirección del Recurso Hídrico del Ministerio del Medio Ambiente, encargada ayer de la charla central de la jornada.

"La falta de articulación interinstitucional es un tema que no solo hemos identificado nosotros, sino que reclaman diversas entidades. Desafortunadamente hay una fragmentación de funciones", señaló.

El Ministerio de Medio Ambiente trabaja en el tema de gobernanza del agua, un ejercicio que busca cerrar vacíos en la gestión relacionada con el recurso hídrico.

"Para implementar adecuadamente la política, debe haber acuerdos entre las instituciones", explicó.

El agua en el Aburrá

Para la docente Lina Claudia Giraldo Buitrago, profesora de la Escuela de la Ambiental de la facultad de Ingeniería de la Universidad de Antioquia, las peores condiciones de calidad del agua en el Valle de Aburrá se dan en época de menos lluvias. En términos generales, el río Medellín, limpio en el primer tramo desde su nacimiento en la vereda La Clara, del municipio de Caldas, recibe las descargas de aguas residuales y quebradas contaminadas a su paso por la zona urbana. "Las condiciones más críticas las tenemos cerca a la quebrada La García, en Bello", reveló.

La situación debe mejorar desde que entre en funcionamiento la planta de tratamiento Aguas Claras, que se construye en Bello.

Por su parte la directora de la línea Agua y Medio Ambiente del CTA, Olga Janeth Barco, anotó que la contaminación del aire también afecta al río, puesto que parte de los contaminantes se precipitan y a través de la lluvia llegan a las fuentes hídricas.

 

IMAGEN Y ARTICULO TOMADO DE: EL COLOMBIANO